Archive for 31 agosto 2009

Las Walkirias cabalgan de nuevo!
31/08/2009

Quizás Richard Wagner sea uno de los compositores más destacados de la historia de la música. Su obra rebosa belleza y dramatismo, y evoca emociones a partir del exceso. La esencia romántica del wagnerismo es indiscutible, que curioso que en la actualidad el bangersimo sea el movimiento sonoro que retoma esa sensibilidad estética.

Pero los paralelismos entre romanticismo y bangersimo van más allá del juego de palabras y la similitud entre valores estéticos. Así como el romanticismo nació en contraposición a la clasicismo y finalmente consiguió desbancarlo, en el terreno de la electrónica de club, el bagnerismo es la tendencia que ha roto la hegemonía del minimalismo alemán, sobrio, frío, y calculadamente racionalista.

Para enfocar un poco mejor la foto hay que aclarar que el bangerismo, también llamado franch touch, nace del sello discográfico parisino Ed Banger, cuyo fundador, Busy P aka Pedro Winter, fue manager del influentísimo dúo francés de electrónica Daft Punk.  En su sello militan algunos de los nombres que han revolucionado la escena clubera de vanguardia como Uffie, SebastiAn, Feadz, Mr Ozio o Justice. Son estos últimos los que mayores cotas de éxito han conseguido. Sus composiciones oscilan entre la electrónica más dura y el pop más ameno, tiñendo la música de club de la esencia épica del rock, y convirtiéndose en el gran grupo estandarte para los hipsters, la nueva gran tribu urbana de la que hablaré en futuros posts.

Pero el sonido bangeriano no solo ha calado en la ciudad de París sino que se a extendido a lo largo y ancho del planeta como una mancha de aceite imparable que influencia tanto a nuevos productores de electrónica como a jóvenes bandas de rock, hecho que recalca la incidencia transversal de esta tendencia.

De la mano del bangerismo las Walkirias vuelven a cabalgar, pero esta vez lo hacen en las discoteca. En Barcelona las podremos ver dar rienda suelta en el Club Noise, en el Nasty Mondays, en Le Robot Rockz, o en el Boombox. En Madrid sus largas trenzas ondean al viento en el Low Club, o en el Dirty Club.

Os dejo con uno de los más románticos videclips de Justice, no apto para sensibilidades neoclásicas…

Anuncios

La Roux, laca y secador
29/08/2009

La Roux es un dúo inglés de synth pop a la vieja usanza. Su imaginario visual se nutre de la estética 80’s de la forma más descarada posible, hecho que les convierte en los máximos valedores de la macro tendencia nostálgica en el entorno de la musica independiente. Si esa afirmación es más que evidente con solo echar un vistazo al look de su cantante o alguno de sus videoclips hay que decir que esa línea estilística también transciende hacia lo musical. La cantante Elly Jakson aspira a ser una andrógina diva del pop a lo Annie Lennox o David Bowie, formato que salvo contadas excepciones había caído en decadencia frente a la formación de banda clásica en este segmento del mercado musical. En lo que a sonido, composición y arreglos se refiere, la dirección artística sigue el mismo camino con una claridad diáfana. Nos encontramos, pues, ante un producto que combina sus diferentes bazas de una forma sumamente coherente, y que explota un campo semántico de una nitidez quirúrgica.

Con una lista de apropiaciones tan amplia como bien enmarcada podríamos afirmar que la originalidad creativa de La Roux no va mas allá de la selección y mezcla de los referentes. Pero no es así. Hay un punto en el que La Roux ha sido original, y es en el modelo de lanzamiento.

El dúo de Herne Hill saltaron a la palestra en Diciembre de 2008 de la mano de Kitsune, quienes son, sin duda, los más prestigiosos curators de lo cool, en lo que a música underground se refiere. A partir de ese momento, La Roux publicaron tres singles, todos ellos con su respectivo videoclip, mucho antes de editar su primer disco el pasado 29 de Junio. La estrategia surtió efecto y el dúo ya era todo una next big thing antes de la comercialización de su trabajo de debut, encabezando carteles de los principales festivales internacionales de este año como Sonar, Glastombury, Reading, Lollapalooza y siendo portada de NME y otras publicaciones musicales de referencia. Sin duda, toda una revolución para una industria acostumbrada a que sin disco publicado no se existe.

Así pues, el caso LaRoux pone en tela de juicio las estrategias de lanzamiento de bandas, desvinculándolas de la tradicional aparición del LP (disco long play de entre 10 y 12 canciones aproximadamente). ¿O es el LP el que está en crisis como formato? Está claro que la distribución de la música online que nos permite despaquetizar el producto y comprar canciones a granel también tiene mucho que ver en esa crisis pero: ¿Volveremos al modelo de los años cincuenta donde no se lanzaban discos sino singles de un solo tema? ¿Tenía la radio en los 50 el mismo protagonismo en la difusión que el que tiene youtube en la actualidad?

No se a donde nos conducirán esas preguntas, lo que sí sé es que ya podemos ir acostumbrándonos a descubrir nuevos grupos después de ver sus videoclips, y que eso será varios meses antes de que podamos comprar su disco, si es que lo compramos…

La Loba se reposiciona
26/08/2009

Me quedé en estado shock al ver el nuevo videoclip de Shakira, y esta vez no fue por su famoso movimiento de caderas sino por motivos menos terrenales.

Pese su inconfundible voz que no dejaba lugar a la duda, me costó un buen rato acabar de convencerme que Loba era el nuevo single de la cantante de Barranquilla. ¿De donde salía esa línea de bajo que podría haber firmado con orgullo The Gossip? ¿Y ese delicado riff de guitarra más propio de Phoenix? ¿Y esa voz parcialmente sintetizada en los coros que bien podría haber salido de alguno de los vocoders de Daft Punk? Todas esas piezas no encajaban en la idea conceptual de Shakira que tenia en la cabeza hasta el momento, y tanto la estética ochentena del videoclip como los movimientos más propios de danza contemporánea que de coreografía MTVesca reforzaban mi rotura de esquemas.

Estaba claro que la mutación licantrópica de la colombiana no podía ser fruto ni de la casualidad ni de una caprichosa evolución artística. Los elementos novedosos introducidos en Loba bebían de fuentes concretas, identificables, y muy coherentes entre sí, y todas ellas rompían deliberadamente con la imagen que la artista había construido de si misma durante su carrera. No había opción, se trataba de un reposicionamiento de marca en toda regla.

Una sonrisa se dibujo en mi rostro, “que interesante” me dije a mi mismo. Ni la mismísima Madona, reina del pop y de la adaptación al mercado, hubiera sido tan sumamente osada a la hora de reconstruir su imagen artística.

Una vez clara la idea del re-brandig de Shakira era necesario analizar tanto el origen como el campo semántico de los elementos diferenciadores de los que se apropiaba, todos ellos pertenecientes al terreno de la música no masiva o independiente. Así pues con Loba Shakira se propone huir del corsé creativo del mainstream y redefinir su marca personal adueñándose de referentes que amplíen su campo semántico con valores como originalidad y transgresión.

Es cierto que se trata de un movimiento de ajedrez arriesgado y que serán muchos los seguidores de la cantante a quienes el cambio les haga sentirse sumamente defraudados, pero está claro que para la artista (y seguro que también para sus asesores) ha llegado el momento de refrescar la imagen de marca y subirla un peldaño para convertirse en un producto menos asequible pero más aspiracional.

Ahora falta ver si esto sólo una estrategia puntual a modo de globo sonda o si el resto del nuevo disco, cuya salida se prevé en Octubre, seguirá la linea estilística de Loba. Seguiremos con atención los acontecimientos, pero hay que decir que el caso Shakira promete.