Archive for 29 septiembre 2009

El Melbourne que viene
29/09/2009

Casi como en la antigua Grecia en la actualidad vivimos el auge de las nuevas ciudades. Las polis postmodernas son núcleos de la creación, locomotoras de la vanguardia, y las auténticas puntas de lanza de la sociedad globalizada. Todo empieza de forma casi espontánea, de repente nace una generación de artistas especialmente dotada, un alcalde intrépido, un carácter cívico tolerante, un clima apropiado, una ubicación geográfica propicia, y la combinación de esas variables hace de la metrópolis un verdadero foco de progreso.

Eso es precisamente lo que está ocurriendo en Melbourne.

La capital del estado australiano de Victoria llamó por primera vez mi atención al precatarme del ingente numero de nuevas bandas procedentes de la ciudad del Yarra. Su estilo no solo no era nada provinciano, sino que estaba totalmente alineado con la misma macro tendencia musical de hibridación de rock y electrónica que impera en las escenas más cool de Londres y París (Bangerismo). La ristra de nombres era casi infinita: Cut Copy, LadyHawke, Midnight Juggernauts, The Pressets, Bag Raiders… La mayoría de ellos cobijados bajo el seno de Modular, un sello independiente de estética parecida al francés Kitsune. Además la recurrencia con que los artistas de la ciudade copaban las páginas de los mejores blogs y revistas musicales era más que sospechoso, así que, tras un rápido fisgoneo por los myspaces de las bandas que constató el alto nivel de endogamia entre ellas el diagnóstico estaba claro: La escena musical de Melbourne era real, relevante y cada vez más notoria.

El segundo indicio que me llevó a pensar que algo estaba sucediendo en la ciudad fue descubrir que, muy recientemente, su gobierno metropolitano había rediseñado por completo su imagen gráfica creando un logo polivalente y vanguardista que haría sonrojar por recatada y mojigata a la B de Barcelona. La de Melbourne es toda una señora campaña de comunicación y branding ejecutada de manera impecable por la agencia Landor.

La curiosidad había llegado demasiado lejos así que empecé a recopilar información sobre la ciudad de forma sistemática. Descubrí que Melburne es el puerto más grande de Australia y su población un cocktail multiétnico de ingleses, italianos, vietnamitas, griegos, indios y chinos. Fue pionera en el reconocimiento institucional del graffiti como forma de arte urbano, y sus calles están repletas de teatros, restaurantes, galerías de arte, bares y show rooms de moda. También representa un importante centro industrial tecnológico y financiero para Asia y el Pacífico. En resumen, la ciudad cuenta con unos niveles tan altos de talento, tolerancia y tecnología, que arrancarían lágrimas  de emoción al gurú de las ciudades emergentes Richard Florida, y harían de Melbourne el paraiso de su Creative Class, o el walhalla de los BoBos de David Brooks.

Puede que a Nueva York y Londres les queden todavía algunos años como capitales culturales del mundo, pero cuidado porque la lucha en segunda línea revela un Tokyo en racha, un Shangai imparable, un San Francisco peleón, un El Cairo pletórico, y un Melbourne emregente que va a dar mucho que hablar en el futuro.

Os dejo en manos Midnight Juggernauts que, como no, son de Melbourne, que acaban de sacar nuevo single, y que narices… ¡Que me encantan!

Anuncios

Viral Weekend
19/09/2009

Hace días que esperaba encarecidamente tener una buena escusa para hablar de Vampire Weekend, sin duda una de las bandas más laureadas e influyentes de los últimos años. Su estilo de tintes afro-pop supuso una originalidad renovadora a principios del 2008 y planto la semilla de una de las más fuertes recientes tendencias musicales.

Pues bien, la escusa por fin ha llegado, Vampire Weekend han puesto fecha oficial al lanzamiento de su segundo álbum. Será en enero de 2010 y se llamará Contra. No se si el titulo esta inspirado por el famoso videojuego de Nintendo o por la histórica guerrilla contrarrevolucionaria nicaragüense, lo que si que se es que en el nuevo álbum la influencia afro-pop sigue vivita y coleando.

Con su disco de debut la banda que lidera Ezra Koenig se transformó en todo un fenómeno next blog thing, y como la cosa les fue bastante bien ésta vez Vampire Weekend también ha optado por los aliarse con los blogs a la hora de hacer pública la próxima aparición de su trabajo.

Lo hicieron a partir de un viral en el que podíamos ver la misteriosa foto de la chica del polo Ralph Lauren amarillo pero sin ningún tipo de información al respecto. Al clicar sobre ella un link nos llevaba directamente a la página ithinkuracontra.com donde únicamente podíamos ver la misma foto. El misterio se resolvió cuando hace un par de días la banda redireccionaba ithinkuracontra.com a su propia página web, y allí anunciaban la aparición de su nuevo disco cuya portada protagoniza la rubia de mirada inquietante.

Sin duda Vampire Weekend son unos chicos listos. No solon pusieron de moda la influencia afro-pop, un estilo de raíces “naturales” que contentó al público a quien no convencían las artificialidades del new rave (la otra tendencia coetánea), sino que han sabido detectar la potencialidad amplificadora de los grandes blogs musicales como stereogum, y valerse de ellos para llegar al público final y crear expectación sobre el futuro lanzamiento del nuevo trabajo.

A parte de un par de youtubes robados en los que podemos ver y escuchar alguno de los nuevos temas interpretados en directo no se si Contra pegará tan fuerte como lo hizo su debut, pero lo que está claro es que Vampire Weekend entienden a la perfección como funciona el nuevo negocio de la música.

Para que podáis contemplar a Vampire Weekend en toda su esencia y desnudez os dejo con uno de los videos hicieron con la gente de la Blogotheque, excelente blog que se dedica a grabar a bandas tocando en directo en lugares poco frecuentes.

Lily Allen, “ni chicha ni limoná”
15/09/2009

De momento en este blog hemos visto la apropiación por parte de artistas mainstream de elementos característicos del indie en los casos de Shakira y Christina Aguilera. El hecho de nutrirse de un código de interpretación más elevado, y de las peculiaridades de un segmento con un estética más arriesgada y vanguardista, tanto en lo musical como en lo visual, dota la imagen de los artistas masivos de una personalidad diferenciada, transgresora, y con ese punto de inaccesibilidad tan deseable que apela a los sentimientos aspiracionales del consumidor.

Vamos a analizar ahora un caso en el que la imagen de marca hibrida elementos del mainstream y del indie pero desde su mismo origen.

Se trata de la cantante inglesa Lily Allen, un producto musical postmoderno pionero en el posicionamiento mixto. En lo musical Allen sería una cantante pop de lo más común sino fuese porque adorna sus canciones con una extensa variedad de influencias provenientes de la música alternativa, pero sin casarse estilísticamente con ninguna de ellas y suavizado sus estridencias. El eclecticismo de sus discos se debe a que en ellos cada canción es tratada de una forma diferente en el proceso grabación y mezcla. Digamos que Allen escribe el esqueleto del tema, luego lo colorea en el estudio junto al productor, y finalmente se plantea como llevar esa música al directo. En términos generales la música de Allen es un producto amable repleto de pequeñas pinceladas indie en tonos pastel.

Su estética visual también utiliza esa misma paleta de colores suaves, combinando la imagen de niña buena que no nunca ha roto un plato con unas letras que pasan de largo la inocencia y se instalan a cobijo de un ácido sentido irónico.

Como toda diva pop que se precie Allen también juega con su físico a la hora de confeccionar el código genético de su marca. Pero a diferencia de otras artistas, la cantante rompe las bases del canon de belleza estándar reivindicando el atractivo de unas formas femeninas “naturales”. Podríamos decir que Lily Allen es la chica Dove del mundo de la música, y que explota ese valor para empatizar con un público cansado de un decálogo de belleza femenina demasiado estricto. Un ejemplo de la utilización de su imagen es la portada de este mes en la revista británica GQ, donde Allen despliega sin pudor toda la sensualidad de sus encantos de mujer “real”.

Sin duda Lily Allen ha sabido explicarse a si misma a partir de un campo semántico lleno de neologismos, que pese a ser controvertido, ha conectado a la perfección con un nuevo segmento de mercado. Podemos ver a la perfección todos los elementos de ese innovador posicionamiento en el videoclip del primer single de It’s Not Me, It’s You, su segundo disco de estudio.

Escena Sueca, part1
12/09/2009

Hace ya un tiempo que sigo con especial atención la escena musical sueca. De ella salen propuestas con niveles de creatividad muy superiores a la media y pese a estar influenciada por lo que se hace en los dos mayores hotspots de la música, EUA y Gran Bretaña, sus bandas siguen manteniendo esa personalidad propia siempre fresca y original.

En la pasada década Suecia vio nacer y crecer a bandas de éxito como The Cardigans, The Wannadies, The Hives, The Concretes o los más recientes Peter Bjorn and John, o José González, pero en la escena también hay infinidad de pequeños grupos con niveles de calidad y creatividad fuera de toda duda. Es esa realidad cuantitativa y cualitativa la que trasforma a Suecia en la primera gran potencia periférica de la música independiente.

Una amigo dice hay tantas y tan buenas bandas suecas porque en invierno no hay otra cosa que hacer que juntarse a tocar con los amigos en los garajes de las casas. Puede que tenga parte de razón pero la realidad es que tanto el gobierno, que subvenciona las actividades musicales pagando desde cuerdas de guitarra a locales de ensayo, como los sellos y salas de conciertos, facilitan y fomentan la aparición de los grupos y su posterior crecimiento.

Hablaré más en futuros post de la música sueca, sus nuevas bandas, sus sellos discográficos, y sus particularidades artísticas, pero de momento os dejo con el último single de una de las artistas con más potencial creativo del país escandinavo. Se trata de Karin Dreijer Andersson, integrante del duo The Knife que recientemente ha lanzado su debut en solitario bajo el nombre de Fever Ray.

El videoclip que os presento acabada de salir del horno hace solo un par de días y todavía esta calentito. En él la cantante refuerza su posicionamiento freak rural y estética místico-tribal con la misma impecable factura visual que ya descubrimos en sus anteriores videos y que también pudimos ver en el set en directo que ofreció en el pasado Sónar.

Next Blog Thing: The xx
09/09/2009

Hoy estrenamos sección como podéis ver en la mini-cabecera que he diseñado yo mismo (via DiY). La he titulado Next Blog Thing y en ella hablaré de todas aquellas bandas que estén de moda en la blogosfera, y es que los blogs de música son proclives al encandilamiento colectivo hacia ciertos grupos a los que encumbran hasta el estrellato. A veces los grupos son buenos y a veces son puro hype. Yo me limitaré a postear sobre ellos en ambos casos. Aquí va el primero.

Se llaman The XX, y la blogosfera les conoció a partir de un primer single llamado Crystalized. El flechazo fue instantáneo… Seda y terciopelo en las voces, dulzura metafísica en las melodías, guitarras escuetas y afiladas a lo New Wave, letras que hablan de sexo, estética rara pero sobria, y para acabar de redondear la perfección de la propuesta: ¡Un tío tocando la caja de ritmos/sampler con los dedos índices! Lo tenían todo y los bloggers se percataron de ello a la primera escucha. Los posts sobre The XX no tardaron en rodar sobre la red como una gran bola de nieve en forma todo tipo de informaciones especulaciones o rumores sobre la banda, o sobre el disco que estaba por llegar.

Y finalmente el disco llegó. Fue publicado hace un par de meses y como era de esperar los bloggers se rindieron a sus pies y hasta Pichfork (los verdaderos gurús del indie) les dedicaron muy buenas críticas.  Ahora The XX se encuentran en ese momento tan dulce en el que todavía no han acariciado la cresta de la ola pero en que tienen la certeza que van a hacerlo en breve.

Pero hypes blogosféricos a parte The XX son muy buenos y tienen muchísimos números de alcanzar un lugar alto en los rankings de lo mejor del 2009. Ahora sólo les falta aprobar la difícil asignatura del directo, y parece que el próximo 9 de Noviembre tendremos la oportunidad de ponerles nota en la sala Razzmatazz.

Radiohead vuelve a la carga
07/09/2009

Radiohead son la piedra en el zapato de la industria discográfica. Ya durante su carrera habían apuntado maneras negándose a tocar en directo la canción que les había llevado a la fama, cargando en sus letras contra el sistema imperante basado en la productividad, o proponiendo como single de su tercer disco un tema de 6:24 que desbarataba todo el planning de rotación de la MTV.

La cosa fue a más con su último disco de estudio. In Rainbows fue lanzado a través de su página de internet y se podía descargar pagando solo la voluntad. Con ese movimiento, que a ojos de muchos parecía uno de los más descabellados suicidios comerciales en la historia del pop, Radiohead consiguieron cumplir todos los objetivos de su intrincado plan. 1-Hacer reflexionar al consumidor sobre el valor de la música. 2-Generar tantísimo revuelo mediático que el éxito estuviese garantizado. 3-Dejar en ridículo a la industria discográfica.

Pues bien, en la actualidad las cabecitas pensantes de Radiohead ya están tramando una nueva estrategia con la que poner patas arriba el mundo de la música. Se trata de mandar al traste el formato de disco tal y como lo conocemos. Un formato LP “larga duración” que viene dado por la capacidad de almacenaje del soporte CD-ROM y que se ha convertido en una convención que Radiohead reclaman como absurda. ¿Quién ha dicho que la música hay que venderla en packs de 12 canciones? ¿Qué pasa si la vendemos en packs de 6, de 4, o directamente por unidades? Esa pregunta que los solteros a quienes caducan huevos y yogures en la nevera han obligado a formularse al gran consumo todavía no se había planteado en el mundo de la música, y quizás ya venía siendo hora…

Así pues, la banda de Oxford ha dicho por activa y por pasiva que su nuevo trabajo discográfico no respetará el formato tradicional y que compondran temas que empaquetaran a su gusto cuando les venga en gana, pero que seguramente el formato elegido será el de EP, es decir, medio disco (de 4 a 6 temas).

Si ese modus operandi fuera una unicidad excéntrica e irrelevante seguramente se quedaría solo en eso, el problema es que con Björk en horas bajas y Cold Play pasados hace años al lado oscuro, Radiohead son la banda más influyente del indie a nivel global y cualquiera de sus movimientos marca la misma tendencia que el nuevo estilismo de Kate Moss o Rachel Bilson en lo que a moda se refiere.

Desde el bando del distribución comercial ya hace tiempo que iTunes está erosionando al LP con su venta a despiezada, pero si ahora Radiohead se les suman e inicia la cruzada desde el bando de la creación la pinza que hagan entre los dos puede resultar del todo asfixiante para el formato.

Veremos que pasa. De momento aquí va uno de los nuevos temas en solitario del líder de Radiohead y auténtico Nerón del cotarro discográfico, el bueno de Thom Yorke.

El renacer del pop en catalán
04/09/2009

La Música cantada en catalán vuelve a estar de moda, pero esta vez libre de complejos, sin tintes de reivindicación política ni lingüística, y tratando la particularidad idiomática con una naturalidad sin precedentes.

El fenómeno se remonta a mayo de 2003 cuando una banda mallorquina se colaba en un cartel del Primavera Sound repleto de nombres internacionales. Se llamaban, y se siguen llamando, Antonia Font. Lo que ahora puede parecer normal fué en ese momento una pequeña revolución, puesto que durante los 80 y los 90 los grupos que cantaban en catalán pertenecían a un submundo paralelo que nada tenía que ver con la música que se hacía fuera de nuestras fronteras. Con Antonia Font se hizo la excepción. Quizás el hecho de haber nacido y crecido como banda en una isla les apartó de la coyuntura sociopolítica. Ellos no pretendían revindicar nada que no fuese su propia música y lo hacían usando el idioma que habían utilizado toda la vida, liberando así al pop cantado en catalán de aspectos que nada tienen que ver con el mundo de la creación artística.

Así pues, el aislamiento y la creatividad fueron los motivos por los que a Antonia Font les toca el papel de outsiders innovadores que de forma inconsciente siembran la semilla de una tendencia que ha ido germinando con el paso del tiempo hasta florecer en la actualidad.

Por el camino han sido muchas las bandas que, liberadas por el fenómeno Antonia Font, decidían pasarse al catalán. En un momento en que no importa demasiado el mercado potencial porque no se venden discos ni a tiros parece absurdo intentar defender una propuesta con honestidad y no usar el idioma con el que uno se comunica normalmente. Mishima o Refree son un ejemplo de ello, y por ese motivo encarnan en este caso el papel de los early adopters que recogen la singularidad de la innovación y la amplifican.

La tendencia se convierte en moda cuando esta se consolida y Manel han sido quienes lo han hecho posible. El fenómeno Manel empezó cuando a finales del 2008 sacaron su disco debut. Su pop-folk directo y costumbrista sintonizaba con una generación huérfana de referentes en su idioma. Una gran parte del público catalán por fin empatizaba con las canciones y letras de una banda que no blandía ninguna bandera que no fuese la de la música.

Diez meses después de ese debut el éxito de Manel parece no tener techo. Su Myspace supera los tres cuartos de millón de visitas, y durante el verano no ha habido pueblo ni fiesta patronal en la que no hayan tocado y salido finalmente en hombros y por la puerta grande.

Hay muchos factores que diferencian está nueva moda y el boom del rock català de la década de los 90. El principal es que entonces casi no importaba lo que se decía sino la lengua en que se decía. Por fin hemos superado ese embudo artísticamente estéril que atascó la creatividad y condenó al olvido el esplendor musical de la Barcelona de los setenta. Manel han recogido el testimonio y son ahora los portavoces de un realidad que puede marcar una nueva época.

Aguilera saca al genio de la botella
02/09/2009

Parece que Christina Aguilera también se apunta al carro del reposicionamiento y no es raro, ya que el cambio de imagen a partir de la apropiación viene siendo una constante en su carrera. En su debut fue la adolescente Disney, en Stipped fue la diva hipesexualizada, en Back to Basics la Marylin Monroe postmoderna. ¿Y ahora qué?

Pues en estos tiempos tibios toca tirar de apropiación sutil, menos evidente y más intelectualizada, y como Shakira, la buena de Christina ha decidido dar un giro a su imagen acercándose al underground para airear un poco su marca y darle ese puntito de transgresión que la vuelva a situar en la palestra.

La opción fácil habría sido contratar a un productor poco famoso pero de relevancia contrastada entre los sectores minoritarios que diera un toque raro y refrescante a sus canciones. Pero ya sabeís que Christina es amiga del exceso así que para su cuarto disco ha decidido contar con la colaboración de cuantas más artistas indies pudiera encontrar. Los fichajes cayeron uno detrás de otro. Primero fueron artistas un poco venidas a menos como Helen Marnie y Mira Aroyo de Ladytron, Kathleen Hanna y Johanna Fateman de Le Tigre, o Alison Goldfrapp de Goldfrapp. Pero hace solo un par de días MTV daba la noticia bomba. Christina acaba de fichar ni más ni me menos que a M.I.A. y Santigold.

Si en el caso del primer grupo veo plausible la simbiosis profesional, no me explico como Aguilera ha conseguido engatusar a una artista tan rebelde y todavía no consolidada como Santigold, a quien no hace ningún bien asociarse con una de las divas del mainstream en este punto de su carrera. En el caso de M.I.A. todavía me lo explico menos. Maya Arulpragasam ha sabido siempre preservar su imagen de activista íntegra y comprometida pese a vincularse con apuestas a caballo ganador como la participación en la banda sonora de la oscarizada Slumdog Millionaire.

En definitiva… No se si todo responde a un intrincado plan estratégico que va más allá de mi capacidad deductiva, o simplemente es una sencilla cuestión de talonario. Lo que está más que claro es que el mainstream es cada vez menos mainstream, el underground cada vez menos underground, y el mundo de la música está pasando a marchas forzadas por la licuadora de Bauman.