Archive for 14 enero 2010

La guerra del “indie”
14/01/2010

Hace 13 días que ha empezado la década y en el terreno musical nos encontramos en pleno marasmo ranketiniano. En esta época las cabeceras del sector se disponen a publicar las listas de lo mejor del año. Esta práctica tan característica occidente que consiste en categorizar y jerarquizar el conocimiento es tan controvertida como jugosa para los que, ávidos de información paquetizada, nos disponemos a analizar las ristras de los nombres de los discos más laureados de los últimos 12 meses.

Pero más allá del morbo y la quiniela los rankings son la mejor forma de calar la línea editorial de las distintas revistas del sector, y en el caso de la música alternativa, indie, underground o como dios quiera que la llamemos, esta actividad es particularmente sabrosa.

Es una evidencia que el sector de la música “rarita” está en pleno auge, festivales como Reading, Leeds, y Glastonbury en Reino Unido, Cochella en Estados Unidos, o el Fib y el Primavera Sound en nuestro país, se han convertido en auténticos eventos que no paran de crecer en cuanto a relevancia y número de asistentes. Las series y las películas de difusión masiva también se están haciendo echo de la música alternativa y la permeabilización en el grueso de la sociedad de lo que antes era un nicho va haciéndose cada vez más evidente.

Pero el crecimiento del indie también ha conllevado cambios en el mismo. A medida que este crece y se hace más y más grande también se van dibujando en su interior dos grandes segmentos diferenciados y divididos que se miran por encima del hombro el uno al otro.

Quizás los abanderados de una y otra facción los encarnan Pitchfork por un lado y New Musical Express por el otro. Pitchfork es un medio on-line de Chicago que ha crecido de la mano del sector y que ha ubicado su línea editorial del lado de la música independiente más “madura”, “auténtica”, “compleja”, “arriesgada” y “experimental”, con un claro vínculo estético y conceptual con bandas como Animal Collective, Bon Iver, Fleet Foxes etc. Por el otro lado, la inglesa New Musical Express es la valedora del nuevo “indie de masas” una música más “adolescente” y directa que basa sus códigos de interpretación en reclamos estéticos menos “elevados”. En el entorno se está del lado de unos o de otros y en España la división de los festivales es más que clara. Mientras que el Primavera Sound iría con el equipo de Pitchfork, el Festival Internacional de Benicassim estaría del lado de NME.

Puestos ya en contexto es interesante contraponer los rankings de mejores discos del 2009 que han hecho una y otra cabecera. La conclusión tiene miga porque en los 20 primeros nombres las dos listas tienen una coincidencia del  45%, un fenómeno bastante curioso si tenemos en cuenta que los talibanes de una y otra familia se tragan menos entre sí que Esperanza Aguirre y Gallardón. Todo un lección para los que quieren ser más papistas que el papa y dejan que su criterio sea arrastrado por la simpleza maniquea de las corrientes de opinión.

Anuncios