Lirismo en 16 bits

“Definitely computer games do not affect kids. I mean if Pac Man affected us as kids, we’d all be running around in darkened rooms, munching pills, and listening repetitive music.” Kristian Wilson, CEO, Nintendo, 1989

Utilizar las pegadizas cancioncitas de los videojuegos de los 80 como inspiración para producir música electrónica viene siendo una constante en los últimos años. Es obvio que toda una generación de artistas fueron influenciados por los sonidos que emitían sus maquinitas mientras intentaban rescataban princesas pixeladas, ingerían cocos a destajo, o salvaban a la tierra de las garras de disciplinadas hordas de invasores espaciales alienígenas. Todas esas melodías reproducidas en loop, una vez tras otra, calaron en lo más hondo de las tiernas mentes infantiles de los futuros creadores y afloran como predisposición estética en la actualidad, consciente o inconsciente.

Lo que empezó como influencia generacional ha acabado cristalizando como algo más que eso. La música 8-bits se ha convertido en un estilo musical compacto, que se nutre de los sonidos de samplers, o audio real de máquinas míticas como la Game Boy. El hecho de estar perfectamente alineada con la macro tendencia nostálgica y ochentera hace que el estilo goze de buena salud, y que vivamos una auténtica ola de lo-fi digital y sonidos tan pixelados como sus gráficos coetáneos.

Pero hay vida prototecnológica mas allá de los 8-bits. Los 16-bits llegaron al mundo de los videojuegos domésticos en el 1988 de la mano de la Sega Mega Drive. Técnicamente solo estaba un paso por delante de su antecesora, con algo más de definición, pero todavía a años luz de la era del megapíxel. Su artista paradigmático es Kavinsky, quien esta a pocas semanas de lanzar su nuevo Ep titulado Nightcall.

Dicen las notas de prensa que Kavinsky es un zombie que volvió al mundo de los vivos tras un terrible accidente de coche en 1986 mientras conducía su flamante Ferrari Testarrossa. La verdad es que Kavinsky no es más que un personaje creado por la  imaginación de Vincent Belorgey, pero una vez más, si un  storytelling es coherente con el producto que pretende vender acaba funcionando.

Muchas bandas construyen un stroytelling más o menos basado en la realidad, para elevar su aura creativa, dar carnaza a los periodistas musicales y tema de conversación a los fans. Pero en el caso de Kavinsky es interesante ver como se genera un storytelling absolutamente ficcionado, creando un personaje que bien podría ser el protagonista de un cómic para modernos.

En realidad Kavinsky nació después que el productor de música electrónica francés Mr Oizo, famoso por poner música a una conocida campaña de Levi’s, le dejase prestado un Mac. Belorgey empezó a componer, inspirado por los videojuegos de coches que tanto le gustaban de niño y las bandas sonoras de Giorgio Moroder, Harold Faltermeyer y toda esa música efectista y retro que ambientaba películas de los 80’s como Top Gun o Superdetective en Hollywood.

Kavinsky es el artista isnigina de los 16-bits puesto que sus canciones utilizan casi exclusivamente un emulador virtual del famoso sintetizador Yamaha DX7, todo un clásico puesto que fue el primer sintetizador que basaba la generación de su abanico sonoro en las ondas FM, con una resolución de solo dieciséis dígitos binarios. Es por eso que la paleta cromática de Kavinsky es en esencia la misma que la empleada en bandas sonoras de videojuegos míticos de la Mega Drive como Out Run, Virtua Fighter, Sonic o Shinobi III.

Nightcall será el tercer Ep de Kavinsky después de sus laureados Teddy Boy, o 1986. En el Vincent Belorgey ha contado con la ayuda en la producción del miembro de Daft Punk Guy-Manuel de Homem-Christo. El Ep consta de cinco temas uno de los cuales está remezclado por Dustin N’Guyen, seudónimo bajo el que los expertos especulan que se esconde la alargada mano de Xavier de Rosnay, o más conocido como la mitad barbilampiña de el dúo Justice.

Como veis, una vez más en París, las élites creativas son más endogámicas que los personajes de Hospital Central. El EP Nightcall en formato vinilo ya se puede encargar en la  pagina web de la discográfica Record Makers (sello que pertenece a Air), iTunes fecha  su lanzamiento en formato digital  el 26 de este mismo mes, y a primeros de Abril podremos comprar Nigthcall en las tiendas.

De todas formas, como casi siempre, todos los temas del Ep han sido filtrados y colgados en Youtube, aquí están los títulos debidamente linkeados. Pero para los neófitos recomiendo un visionado previo del videoclip que relata el electrificado storytelling de Kavinsky.

Nightcall – Kavisnky (2010)

  1. Nightcall
  2. Pacific Coast Highway
  3. Pacific Coast Highway (Jackson Remix)
  4. Nightcall (Dustin N’Guyen Remix)
  5. Nightcall (Breakbot Remix)

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: