La Gripe B
08/04/2010

No amigos, Iamamiwhoami, o la misteriosa artista del viral rarito no es Christina Aguilera. Era demasiado bonito, demasiado jugoso, demasiado marketing-piruetesco.

La reciente aparición del single de la Aguilera ha sido el hecho que lo ha corroborado. Ni la estética sonora ni la visual se adscriben a las finas líneas trazadas por la cuidada dirección de arte del viral.

Pero para este blog, que pretende meter las narices en todo aquello que huela a mercadotecnia musical de salón,  no todo estáperdido.

La desilusión de que Christina Aguilera no sea la artista con el cambio de imagen más radical de la historia se compensa con el hecho de estar frente a una campaña viral sin precedentes, que ha demostrado entender a la perfección las dinámicas de la red, y que ha sabido mantener la tensión y el impacto lanzando miles de pistas falsas directamente al corazón de la blogosfera.

El truco de los numeritos, por ejemplo, es una verdadera jugada maestra.

Si eres un artista desconocido y lanzas viral de factura impecable, como los de iamamiwhoami, puedes tener una repercusión considerable. Pero si en él incluyes pistas que apunten a que la cantante que se esconde detrás de dicho viral es una artista mega famosa, el revuelo se multiplica exponencialmente. Todo consiste en encriptar el título de los virales con una correspondencia numérico-alfabética, lanzar el método de desencriptación a través de algún blog afín, y sentarse a esperar que los blogers y users, hagan todo el trabajo.

Prelude 699130082.451322 = (38.17) = CH. AG.

9.1.13.669321018 = I. A. M. CH.

9.20.19.13.5.723378 = I.T.S.M.E.C.

A estas alturas “los mas listos de la clase” proclamaran a los cuatro vientos que ellos ya decían desde el principio que era imposible que la artista detrás de los virales fuera Christina Aguilera. No saben que eso en realidad no importa.

A los que saben leer entre lineas no les importa si ese “alguien” es Christina Aguilera, Jonna Lee, Karin Dreijer aka. Fever Ray, o Miguel Rios, porque sea quien sea, ha dado a todo el mundo una auténtica lección de comunicación viral, que debería aparecer en todos los manuales de publicidad en la red.

Todavía no sabemos quien es ese Messi de la estrategia y la agitación blogosférica, pero nos importa poco. La maniobra es tan genial que no nos queda otra que aplaudir y aprender.

A quien a todo esto que estoy contando le suene a chino, puede ponerse en antecedentes del caso en el anterior post de este blog referido al mismo.

A continuación, veamos el videoclip íntegro de la sugerente, excéntrica, nórdica, hábil, y al borde de la asfixia cutánea, Iamamiwhoami.