La Gripe B
08/04/2010

No amigos, Iamamiwhoami, o la misteriosa artista del viral rarito no es Christina Aguilera. Era demasiado bonito, demasiado jugoso, demasiado marketing-piruetesco.

La reciente aparición del single de la Aguilera ha sido el hecho que lo ha corroborado. Ni la estética sonora ni la visual se adscriben a las finas líneas trazadas por la cuidada dirección de arte del viral.

Pero para este blog, que pretende meter las narices en todo aquello que huela a mercadotecnia musical de salón,  no todo estáperdido.

La desilusión de que Christina Aguilera no sea la artista con el cambio de imagen más radical de la historia se compensa con el hecho de estar frente a una campaña viral sin precedentes, que ha demostrado entender a la perfección las dinámicas de la red, y que ha sabido mantener la tensión y el impacto lanzando miles de pistas falsas directamente al corazón de la blogosfera.

El truco de los numeritos, por ejemplo, es una verdadera jugada maestra.

Si eres un artista desconocido y lanzas viral de factura impecable, como los de iamamiwhoami, puedes tener una repercusión considerable. Pero si en él incluyes pistas que apunten a que la cantante que se esconde detrás de dicho viral es una artista mega famosa, el revuelo se multiplica exponencialmente. Todo consiste en encriptar el título de los virales con una correspondencia numérico-alfabética, lanzar el método de desencriptación a través de algún blog afín, y sentarse a esperar que los blogers y users, hagan todo el trabajo.

Prelude 699130082.451322 = (38.17) = CH. AG.

9.1.13.669321018 = I. A. M. CH.

9.20.19.13.5.723378 = I.T.S.M.E.C.

A estas alturas “los mas listos de la clase” proclamaran a los cuatro vientos que ellos ya decían desde el principio que era imposible que la artista detrás de los virales fuera Christina Aguilera. No saben que eso en realidad no importa.

A los que saben leer entre lineas no les importa si ese “alguien” es Christina Aguilera, Jonna Lee, Karin Dreijer aka. Fever Ray, o Miguel Rios, porque sea quien sea, ha dado a todo el mundo una auténtica lección de comunicación viral, que debería aparecer en todos los manuales de publicidad en la red.

Todavía no sabemos quien es ese Messi de la estrategia y la agitación blogosférica, pero nos importa poco. La maniobra es tan genial que no nos queda otra que aplaudir y aprender.

A quien a todo esto que estoy contando le suene a chino, puede ponerse en antecedentes del caso en el anterior post de este blog referido al mismo.

A continuación, veamos el videoclip íntegro de la sugerente, excéntrica, nórdica, hábil, y al borde de la asfixia cutánea, Iamamiwhoami.

Anuncios

19.21.2.9.18.1.20.5.14.4.5.18
17/02/2010

La licuadora de Bauman saca humo… Ya nada es lo que parece y todo parece lo que no es. Vivir en estos tiempos de locos es como caminar por la cámara de los espejos de un antiguo parque de atracciones después de haber desayunado un par de onzas de Lucy in the Sky with Diamonds.

Tras esta poética introducción os voy a presentar una de las campañas virales más misteriosas de los últimos años. Todo empezó en diciembre con un video de 55 segundos, repleto de atmósferas orgánicas y sugerentes en el que se intuía el nacimiento de una extraño ser. A principios del nuevo año otro video apareció como por arte de magia en los inbox de medio universo musical. Lo protagonizaba la misma criatura de melena rubia envuelta en el mismo universo húmedo y onírico, y arropada por extraños sonidos de sintetizador y susurrantes voces femeninas.

La blogosfera no tardó en darse cuenta que estaba delante de una de las campañas virales más bien realizadas de los últimos tiempos, e incluso los más cautos, cínicos, y descreídos bloguers dieron cabida a la noticia en sus bitácoras.

¿Quien es esa mujer salvaje nacida del bosque? ¿Quien era la artista que se escondía detrás de ese personaje?

La estética vanguardista a más no poder olía a modernidad escandinava y se apuntó a los The Kills como responsables. Días después los sospechosos fueron Goldfrapp, aunque muchos lo descartaron por ser la estética de los vídeos mucho más oscura que el luminoso imaginario del dúo inglés. Otros nombres saltaron a la palestra y dos nuevos videos irrumpieron en escena para enmarañar todavía más el caso… Hasta que alguien sugirió lo impensable.

La doncella del bosque podía ser Christina Aguilera. El shock fue instantáneo. ¿Como podía encajar la estética de chicle de fresa de la diva con ese universo raro, incomodo, e hipersaturado? ¿Y las canciones? ¿Tendría intención Aguilera de abandonar su pop de masas por el cripticismo electrónico björkiano? Cierto es que Christina pretende sacar disco el próximo mes, que el título del mismo será Bionical, y que la intención de la artista de reposicionarse acercándose al underground es más que manifiesta, puesto que en la grabación del disco ha contado con la colaboración de Mia, Santigold, Ladytron y Le Tigre, entre otras. Pero… ¿Puede soportar Christina Aguilera una elastificación tan gigantesca de su marca sin que ésta se quiebre en dos?

De momento una de las pistas la dio un periódico israelí al publicar que el talentoso fotógrafo de moda Alix Malka sería el encargado de crear la portada y el artwork del nuevo disco. El universo de referentes de Alix tiene una conocida tendencia hacia la organicidad y el mundo natural.

Pero la última estocada ha venido de la mano de un internauta especialista en criptografía amateur, entrenado a base del concienzudo análisis de capítulo tras capítulo de Lost. El investigador anónimo ha conseguido dar sentido a la extraña progresión numérica que da título a los distintos vídeos sumando las cifras no separadas por puntos y substituyendo los números por su correspondiente letra del orden alfabético. 1=A, 2=B, 3=C…  Y bien, el resultado es el siguiente:

Prelude 699130082.451322 = (38.17) = CH. AG.

9.1.13.669321018 = I. A. M. CH.

9.20.19.13.5.723378 = I.T.S.M.E.C.

13.1.14.4.18.1.7.15.18.1.1110 = M.A.N.D.R.A.G.O.R.A. C

El caso es apasionante no sólo por la intriga que supone descubrir quien es la retorcida mente que se esconde detrás de la campaña viral, ni por las ganas crecientes de escuchar su disco… Si Christina Aguilera es la artista que está detrás de todo esta parafernalia estaremos delante de uno de los lavados de cara más espectaculares de la historia de la industria musical.

Seguiremos informando!